2 jul. 2017

La crisis terminó, vámonos de vacaciones


La realidad me hace estrellarme muchas veces. Me sorprende, me desconcierta.

No hemos salido de la crisis y las últimas reformas laborales nos han empobrecido. El paro sigue en unas cifras horribles y las coberturas sociales son mínimas. Si hablamos de los jóvenes es para echarse a llorar. No tienen trabajo y sus expectativas de futuro son poco halagüeñas. El número de personas en riesgo de eso que han llamado exclusión social va en aumento. Los salarios han bajado de tal manera que ya hay trabajadores que no pueden vivir con lo que cobran. La lista se puede alargar pero no merece la pena, la conocemos de sobra ¿o no?

Si lo anterior fuera cierto no deberíamos encontrarnos con titulares de prensa que digan que “los asturianos dan por superada la crisis y se van de vacaciones igual que en 2008”.

Recuerdo que fue ese año cuando estalló la crisis. Podríamos entender que nuestra situación es similar a la del 2008: bancos a punto de quebrar, la deuda pública por las nubes, políticos mintiéndonos – no han dejado de hacerlo - etc… ¿O no era esa la situación?

Vuelvo al titular. ¿De verdad creemos que la crisis está superada? Contratos que pocas veces llegan a los mil euros, precariedad laboral… ¿alguien se lo traga?

El discurso gubernamental de que la economía va bien está calando.

Ven, no comprendo la realidad.

Es cierto que se nota que la gente viaja más pero de ahí deducir que la crisis está superada es mucho decir. Claro, esto lo pienso yo que estoy alejado de la realidad.

Siempre nos queda la posibilidad de pedir un crédito.

Otro titular de prensa decía hace unos días que “más de 50.000 asturianos pagarán sus vacaciones a plazos”. Luego puntualizaba que serán “56.593, pagarán a plazos los 1.651 euros por persona que, de media, les costarán las vacaciones este verano”.

Tengo que aclarar que no consta la fuente de esta información.

Leí, por algún lado que no recuerdo, que ya se estaba gestando la siguiente crisis. Pues va ser que igual tienen razón.

Trabajo, salarios dignos, vacaciones. Así debería ser. Contratos en precario, salarios miserables, créditos para ir de vacaciones. Así es.

Aceptación, adaptación y sálvese el que pueda son caballos desbocados que no sabemos dónde ni cuándo reventarán.

No me hagan caso, ya saben que la realidad y yo andamos por caminos distintos. Por cierto, me voy de vacaciones.

Licencia de Creative Commons
La crisis terminó, vámonos de vacaciones by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario