18 jun. 2017

¡Y dicen que son defensores de los servicios públicos!

Los cargos institucionales dicen creer en los servicios públicos. Se les llena la boca ensalzándolos y se erigen en defensores de los mismos. Son pocos los que se atreven a proponer su recorte. Otra cosa bien distinta es lo que hacen en la práctica.

La fiebre privatizadora no es potestad de la derecha o de los liberales – lo digo cómo si no fueran lo mismo, pues lo son - la izquierda también se ha dejado seducir por ese canto. Y son estos últimos, los de izquierdas, los que se acogen a subterfugios para intentar disfrazar sus privatizaciones. Recurren a términos como externalización o, cuando quieren liar la cosa un poco más, nos hablan de gestión privada de un servicio que sigue siendo público. ¡Pues bien! Lo dicen tan convencidos que algunos se llegan a creer tal falacia.

Oigan, y no me estoy refiriendo a la administración central. Los ayuntamientos se están deshaciendo de todo. Perdón, están externalizando la gestión de gran parte de sus servicios.

Y no me refiero solo al agua, servicio que entre un puñado de empresas controlan la de casi toda España.

Podemos hablar de la recogida de basura y la externalización que están realizando algunos ayuntamientos asturianos, según hemos visto en prensa, con costes de 140.000 euros en uno y 50.000 en otro. Nos cuentan que con esa medida se mejorará el servicio.

Pues bueno.

Yo me pregunto: ¿no se puede mejorar desde la gestión municipal? ¿Empeoró el servicio? Si es así ¿cuáles fueron los motivos? ¿Se han planteado algún tipo de reorganización?

Los servicios de ayuda a domicilio la mayoría de los ayuntamientos los tienen privatizados. Al igual que eso que denominan de forma tan rimbombante Servicio Ajeno de Prevención de Riesgos Laborales, en las especialidades de Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial, Ergonomía y Psicosociología y Medicina en el Trabajo.

En este caso me pregunto: ¿la sanidad pública no podría cubrir estos servicios? Lo digo porque esto puede suponer 50.000 euros y al final lo único que hacen, o casi, es un reconocimiento médico anual al personal municipal.

Resumiendo: dinero para una mutua.

Los servicios de jardinería tampoco se libran. Un pequeño ayuntamiento los privatiza por unos módicos cincuenta mil euros, bueno, un poco más.

Podríamos hablar de los consistorios que contratan empresas para realizar actividades que corresponderían financiar a otros organismos e incluso de uno, hace pocos días, que decidió privatizar el servicio de gestión y organización de eventos culturales. Esa corporación va a gastarse 64.000 euros al año.
Sigo haciéndome preguntas: ¿alguna vez ese consistorio destinó una cantidad similar para actividades de la Casa de Cultura?

¿Quieren que hablemos de la ORA? La implantación de las ordenanzas reguladoras de aparcamiento en las pequeñas villas asturianas no tiene justificación. Hubo quienes dijeron que era para facilitar el aparcamiento y por eso se ponía un máximo de tiempo de dos horas de estacionamiento. Luego pasaron a cinco horas. Incluso han llegado a crear plazas  de aparcamiento en el centro del pueblo de forma gratuita, manteniendo la ORA unos metros más allá. ¿Me lo explican?

No se equivoquen, estos servicios privatizados han ido a parar a manos de multinacionales. Incluso me sé yo de un consistorio que permitió que esa multinacional ocupase, gratuitamente, locales públicos – ah, eso no estaba en el pliego de condiciones -.

No merece la pena que siga. Estas cuestiones no generan debate público, y no es de ahora.

Disfrácenlo, envuélvanlo, camúflenlo como les de la gana pero están privatizando los servicios públicos y los están encareciendo. Así de claro.

Otra pregunta, esta ya la última: siguiendo a este ritmo ¿a qué se van a dedicar nuestros ediles?

Permítanme que tome prestada una frase:

 “La privatización y la desregulación son una externalización por subcontratación de las funciones del gobierno democráticamente elegido en beneficio de las corporaciones empresariales cuya misión consiste en hacer beneficios”.

Es de George Lakoff en Puntos de reflexión, Manual del progresista.

Licencia de Creative Commons
¡Y dicen que son defensores de los servicios públicos! by Santiago Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario