25 sept. 2012

No es oro todo lo que reluce



Acercarse al tema de la mina de oro de Salave, en Tapia de Casariego, supone, como poco, estar dispuesto a que unos u otros te despellejen. Los detractores tienen unos argumentos, los partidarios los suyos ¿quiénes tienen razón? Pues según se mire.

Los primeros, los detractores, argumentarán -entre otras cuestiones- las medioambientales; los que están a favor las económicas y la creación de puestos de trabajo. Unas y otras pueden considerarse razones de peso, pero ¿son equiparables? Pues depende.

Las razones económicas, según Asturgold -empresa minera con base en Vancouver (Canadá)- es que en Salave se encuentra uno de los depósitos de oro más grandes de Europa Occidental. Eso traducido a euros debe ser mucho.
Como no podría ser de otra manera, Asturgold argumenta la creación de empleo para obtener el permiso de explotación. Ni más ni menos que 500 trabajadores entre directos e indirectos.

La empresa minera no se olvida de hablar de restauración de la zona. El “Proyecto de restauración y cierre” según su página web se encuentra en fase de elaboración. Lo que nos cuentan es que no habrá problemas y que según vaya avanzando la explotación se irá regenerando el terreno y al final todo quedará como estaba. Asturgold dixit.
Hasta aquí todo muy bien y bonito.

La información que nos proporcionan es interesante, sobre todo para los vecinos de Tapia de Casariego. El primer informe técnico creo que se lo deja bien claro a los ciudadanos de la comarca: Technical report on the Salave gold deposit, Spain; el segundo, por si tienen dudas, se las despeja: Preliminary assessment on the Salave gold projet, Asturias region, Spain. Creo que los tienen todos los tapiegos como libros de cabecera.

Como incrédulos los hay en todos los lados, Asturgold ha dedicado un enorme esfuerzo en fichar a gentes que propaguen sus buenas nuevas. En ese caso podemos ver al ex alcalde de Castropol Juan Calvo-Sotelo o su último fichaje, Roberto Hartasánchez, presidente del Fondo para la Protección de la Fauna Salvaje (FAPAS) que asesorará a la empresa en cuestiones medioambientales.

Hablando de apoyos, me imagino que Asturgold estará muy disgustada con la salida de Francisco Álvarez Cascos de la presidencia asturiana. Cuando accedió al cargo solo les faltó tirar voladores. La verdad es que no me puedo imaginar que les provocó esa emoción ¿ustedes lo saben?

Paralelamente a estos alientos, no han dudado en realizar una importante campaña mediática con el fin de persuadir a los vecinos de Tapia de las bondades del proyecto. Es más, han llegado a convocar cursos de salud laboral. Todo sea bien recibido con el fin de que no quede ni una sola duda.

La empresa es tan considerada que del proyecto inicial de mina a cielo abierto han pasado a plantear una explotación de interior. Además aplicarán las mejores tecnologías para impedir los vertidos al agua, suelo o aire. Oigan, que por evitar van a evitar hasta los ruidos. Miren que son considerados.

Garantizan a los pescadores que no van a tener problemas. Bueno, tampoco están tan cerca del mar: a unos cuatro kilómetros. Eso es una distancia considerable, desde luego que sí.

Los propietarios de los terrenos estarán encantados. Se los comprarán, a precios de mercado de la zona, por supuesto. ¿Qué se pensaban que se los iban a pagar a precio de oro?  Una vez terminada la vida útil del proyecto, es decir, cuando no quede un gramo de oro, tal vez el ayuntamiento quiera dar un uso alternativo a esos terrenos, y en ese caso se estudiará la opción. Traducido: que después de esquilmados el Ayuntamiento de Tapia podría recomprárselos. Negocio redondo.

La planta de procesamiento de mineral no contamina, tampoco el depósito de estériles, ni la planta de tratamiento de aguas. Todo está controlado. No hay problemas ya que la zona está despoblada y además la empresa realizará el tratamiento para separar el oro del estéril a través de la flotación, oxidación a presión y lixiviación con carbón activado y cianuro. Todo ello sin contaminar.
Por favor, Papá Noel, quiero que me toque una Primitiva para el año que viene.

En el tema del número de empleos según la empresa no varía demasiado entre que el proyecto sea subterráneo o a cielo abierto. Bien, si ellos lo dicen será verdad, aunque sería el único caso en el mundo. Inicialmente los empleados de la comarca rondarán el 40 por cien, siendo en su fase de producción el 95 %. Como deseo está bien y una vez más es una cuestión de fe en Asturgold.

Nada, para ejemplo tenemos la mina de Belmonte. Creo que por allí los perros los atan con longaniza y como leí en un medio de comunicación, dicho por un vecino belmontino: si la balsa de residuos revienta, no pasa nada, lo arreglaremos los vecinos. Pues eso.

No sé pero me da a mí que no es oro todo lo que reluce.

Un medio de comunicación ¿alemán? se hizo eco de este artículo

Licencia Creative Commons
No es oro todo lo que reluce por M. Santiago Pérez Fernández se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada